Contáctenos: (57) 310 2035333

inmobiliaria bogota

Quiero Asesoría

Soluciona tus dudas

Tome su afición o hobby por las zonas verdes y las plantas y llevelo al siguiente nivel, construyendo un invernadero en su patio o terraza, proporcinando un lugar seguro y con la temperatura y suelo ideal para el crecimiento de cultivos o flores, dejando de lado la variabilidad del clima y los daños que este factor puede causar.

Ubicación:

La elección de un sitio apropiado para un invernadero es de gran importancia, pues es primordial que quede en un punto en donde pueda recibir luz solar durante la mayor cantidad de tiempo o por lo menos en la mañana. Para ello, puede observar la forma en que la luz cae sobre su jardín durante todo el día, y las sombras que se generan alrededor, provenientes de cualquier árbol o follaje, pues estos serán vitales para neutralizar los rayos de sol muy fuertes.

La exposición al sol tiene prioridad, sin embargo, también es importante proteger su invernadero de diferentes elementos. Para ello, se recomienda el uso de bordeados o líneas de arbustos, ya que estas barreras tienden a disminuir la fuerza de los vientos que de otro modo, pueden robar calor vital para el interior.

 Patrón de diseño:

 En el caso de los invernaderos, el tamaño importa. Si usted nunca ha tenido un invernadero antes, puede tener la tentación de construir uno pequeña. Sin embargo, los pequeños invernaderos son los más difíciles, incluso para cultivadores experimentados, ya que son propensos a las fluctuaciones de temperatura dramáticas.

 Mientras tanto, un invernadero grande requiere calefacción proporcionalmente más potente y equipos de refrigeración, por lo que se montan los costos iniciales y continuos. Las dimensiones mínimas recomendadas son de 1.5 a 2 metros de ancho por 3 o 4 mentros de largo. Un diseño de 5 metros de ancho ofrece una relación atractivo entre el tamaño de la estructura y la cantidad de dentro del área utilizable.

 Una disposición preferida consiste en tres largas mesas – a menudo llamados “bancos” – con uno corriendo por el medio y uno a cada lado, dejando una pasarela entre ellos. Para una máxima flexibilidad, considerar la adición de ruedas industriales para una colección de varios bancos para que pueda volver a configurar el invernadero según las fluctúa de luz de una temporada a otra.

Un opción es comprar o crear bancos cubiertos con un material impermeable duradero, tanto para facilitar la limpieza como la longevidad. Por otro lado, para la protección contra la corrosión, se puede optar por la estantería de almacenamiento de plástico o fibra de vidrio.

 Enmarcado

 Al planear la construcción de su invernadero, dos cuestiones centrales deben ser contestadas: ¿De qué forma va a ser construido, y qué materiales se utilizarán?

La forma adecuada para su invernadero depende del clima. Si usted vive en un lugar donde con frecuencia cae nieve, granizo o llueve, un techo inclinado es una necesidad. Por otra parte, una estructura de techo redondeado puede ser utilizado como una segunda opción, a menos que usted sea alto, ya que un techo redondo puede ser un incoveniente  para que usted pueda estar de pie dentro del invernadero.

Al considerar materiales, es importante que busque asesoria segun la forma que elija, sin embargo es crucial que considere estos aspectos:

  • Debe buscar materiales ligeros y resistentes.
  • Material económico y de fácil conservación.
  • Que ocupen de forma óptima la superficie.
  • Adaptables y modificables a los materiales de cubierta.

Los materiales más comunes para la construcción o desarrollo de invernaderos son:

  • Pilares, apoyos y refuerzos, hechos de madera, acero galvanizado, hierro y aluminio
  • La correas y vigas en acero galvanizado, hierro y aluminio.
  • Arcos
  • Soportes o basas de cimentación, normalmente de hormigón.
  • En sujeción de la cubierta: alambre galvanizado o perfiles de acero galvanizado o aluminio, según la forma seleccionada
  • Canales
Contacto