author
Contáctenos: 310 203 53 33

¿Cómo terminar un contrato de arrendamiento?

terminar un contrato de arrendamiento

Un contrato de arrendamiento es un acuerdo de voluntades, que puede ser rescindido. El tratamiento del contrato de arrendamiento finaliza, cuando las partes rescinden su contrato por consentimiento mutuo o por ruptura de una de las partes.

Se refiere al artículo 21 de la Ley 820 de 2003, que regula el alquiler de departamentos en la ciudad.

“Las partes pueden rescindir el contrato de vivienda de la ciudad en cualquier momento mediante negociación mutua”.

Si ambas partes pueden acordar unas condiciones mutuamente satisfactorias, no es necesario que exista ninguna causa legal o contractual para la rescisión. Basta con que las partes lleguen a un acuerdo mutuo, un acuerdo negociado a satisfacción de ambas partes.

El arrendador rescinde unilateralmente el contrato de arrendamiento

En general, el arrendador puede rescindir unilateralmente el contrato de arrendamiento en las condiciones establecidas por la ley. Las obligaciones del arrendador y del arrendatario se recogen en el contrato de arrendamiento. Las obligaciones contractuales se dividen en dos tipos: obligatorias y discrecionales.

Las obligaciones que deben ser cumplidas por ambas partes contratantes se dicen obligatorias, mientras que las que pueden ser cumplidas o renunciadas a discreción de una de las partes son discrecionales.

La parte más importante de un contrato de alquiler es el acuerdo firmado para vivir en el apartamento. Sin embargo, un contrato de alquiler por sí mismo no te da mucha protección. La ley tiene muchas disposiciones que permiten a los propietarios desalojarle, incluso si ha pagado el alquiler a tiempo y ha cumplido con sus otras responsabilidades.

El contrato de alquiler no puede impedirlo a menos que lo diga expresamente. Debes leer siempre la letra pequeña o cualquier otra parte del contrato que contenga información sobre los derechos del propietario y tus obligaciones para con él. Los tribunales deciden si una disposición del contrato de arrendamiento es ejecutable basándose en su determinación de lo que pretendían las partes cuando acordaron esa disposición del contrato.

El arrendador acaba de tener una razón para rescindir el contrato de arrendamiento.

El artículo 22 de la Ley 820 de 2003 se utiliza para rescindir legalmente un contrato de arrendamiento. Algunas de estas razones son las siguientes:

  • El Arrendatario no paga la renta a tiempo.
  • El arrendatario comete un acto que cause un daño significativo al inmueble o perturbe la paz y la tranquilidad del mismo.
  • El arrendatario se niega a firmar una prórroga del contrato que se ajuste a lo establecido en el artículo 33, parágrafo (1) y (2) además de los requisitos establecidos por los tratados internacionales ratificados por Colombia.
  • El inquilino no puede cancelar el alquiler y hacer otro ajuste dentro del período de tiempo especificado en el contrato.
  • No es posible cancelar un servicio público, interrumpir o suspender un servicio, o dejar de pagar las tarifas públicas a cargo del arrendatario.
  • Un arrendatario subarrienda, transfiere o es propietario de bienes inmuebles, o convierte la totalidad o parte de la propiedad sin el consentimiento expreso del arrendador.
  • La injerencia persistente del inquilino en los procedimientos que afectan la tranquilidad de los vecinos, o las infracciones delictivas o implícitas en el destino de la propiedad han sido verificadas oficialmente por la policía.
  • Mejora, alteración o ampliación de la Propiedad sin el consentimiento expreso del Arrendador o la destrucción total o parcial de la Propiedad o el Arrendamiento por parte del Arrendatario.
  • En el caso de apartamentos que aplican el régimen, el arrendatario ha violado los principios de paridad de propiedad correspondientes.

La obligación del arrendador de mantener y reparar el equipo arrendado se extiende más allá del período de arrendamiento. La determinación de si se ha producido un incumplimiento se basa en si la acción u omisión del arrendador causa un daño al arrendatario o hace que el equipo no cumpla su finalidad.

El arrendador rescinde el arrendamiento sin causa justificada

A falta de uno de los motivos legítimos mencionados anteriormente, el Arrendador tiene derecho a resolver unilateralmente el contrato de alquiler en los siguientes casos:

El arrendador tiene derecho a rescindir unilateralmente el contrato de arrendamiento durante el plazo de prórroga, con notificación por escrito al arrendatario a través de un servicio postal autorizado, preaviso e indemnización por un plazo mínimo de tres (3) meses. Lo que equivale al precio de tres (3) meses. En renta.

El Arrendador podrá rescindir unilateralmente el Contrato de Arrendamiento durante el Plazo Inicial o en la Fecha de Vencimiento de la Renovación, invocando alguna de las siguientes causas específicas de devolución, dando aviso previo al Arrendatario por: escrito por correo postal autorizado en un plazo no inferior a tres (3) meses a partir de la fecha mencionada anteriormente a la Fecha de vencimiento:

  • Cuando el dueño u ocupante de un inmueble deba ocupar el inmueble en su propia habitación, por un período no menor de un (1) año
  • Cuando el inmueble deba ser demolido para una nueva construcción o cuando el inmueble deba ser desocupado para trabajos independientes de reparación

Evidentemente, es necesario indemnizar al arrendatario, ya que se trata de una rescisión no por su culpa, sino por circunstancias que la ley considera favorables al arrendador.

El arrendador pagará al arrendatario una indemnización al término del contrato de arrendamiento.

El arrendador debe indemnizar al arrendatario por rescindir el contrato de arrendamiento sin causa justificada en los siguientes casos:

  • En caso de terminación del contrato durante el período de prórroga: 3 meses de contrato.
  • Cuando el contrato todavía es válido por 4 años o más: 1,5 meses de alquiler

La compensación no es por las siguientes razones, pero debe haber seguridad de que la causa alegada será satisfecha:

  • Cuando el propietario u ocupantes deban utilizar el inmueble como habitación propia, por un período mínimo de un (1) año
  • Cuando el inmueble deba ser demolido para una nueva construcción o cuando el inmueble deba ser desocupado para trabajos independientes de reparación
  • Cuando exista la obligación de conceder en verificación de los deberes concebidos en un contrato de compraventa

Publicación anterior

Ciudades más seguras de Colombia

Siguiente publicación

Depósito de arrendamiento

Comparar listados

Comparar