Contáctenos: (57) 310 2035333

inmobiliaria bogota

Quiero Asesoría

Soluciona tus dudas

En el mercado de bienes raíces o inmobiliarias, se ha hecho muy común que los vendedores acudan a una agencia inmobiliaria que les ayude con la venta de sus inmuebles. Esto se hace con el fin de tener mayor seguridad y un trabajo mucho menos invasivo. Los contratos de exclusividad inmobiliaria son sumamente importantes al momento de establecer una relación entre la agencia y el cliente interesado en vender.

 Es igualmente importante que se lleven a cabo de la forma más profesional posible. Sin embargo, es importante tener en cuenta que, de esta forma, tanto una parte como la otra estarán respaldadas y seguras durante todo el proceso. Este contrato brinda una especie de blindaje legal ante cualquier ente que pueda intervenir.

En un concepto más elaborado, el contrato de inmobiliaria, también conocido como contrato de exclusividad inmobiliaria, se basa en plasmar un acuerdo al que llegan dos partes, la agencia y el cliente que quiere hacer la venta de un determinado inmueble. Este acuerdo implica todas las transacciones comerciales sin importar la índole que posean.

 A través de este contrato, una parte se ve comprometida en hacer algo con la condición de que la otra realice algo a cambio de una compensación, en este caso de índole económica.

La importancia de un contrato de inmobiliaria

En el sector inmobiliario, como en algunos otros, hay una gran variedad de acuerdos. Un claro ejemplo, sería el contrato de compraventa que se encarga de establecer los contratos de arras, las diferentes opciones de comprar, privados, entre otros. Otro ejemplo, sería el contrato de arrendamiento, para apartamentos y otro tipo de viviendas, locales comerciales, industriales o alquiler por temporada.

Lo más común, al momento de contratas a una agencia inmobiliaria es que se realice la firma previa del contrato en donde se asientan todas las condiciones de la alianza. Es aquí cuando entra en acción el contrato de exclusividad inmobiliaria.

Si lo vemos desde un punto de más lógico, es algo realmente positiva la realización de este contrato ya que siempre existirá la tentación de que el vendedor se quiera liberar del acuerdo una vez que se consigue a un posible comprador. Puede que el vendedor busque la forma de hacer la negociación directamente con el comprador, sacando a la agencia y evitando pagar los honorarios de la misma.

Evidentemente por esto se debe plasmar el acuerdo en un contrato formal. Ante tal inseguridad las agencias a nivel mundial empezaron a dar blindaje a sus contrataciones, mediante el uso del contrato de exclusividad inmobiliaria.

Es importante hacer un abordaje de este contrato de la forma más adecuada posible. Es por esto que se deben asentar los términos de la alianza contractual. De esta manera, se esclarecen todos los puntos importantes y quedan en conocimiento de ambas partes. Además, en caso de necesitar un arbitraje, cosa que solo pasa cuando alguna de las partes se sale de lo establecido, existen un aval de lo establecido y firmado por las partes. Es la mejor forma de tener seguridad en la transacción.

Si te dispones a establecer una relación inmobiliaria, debes tener muy en cuenta que dicho contrato es la mejor forma de dar garantía al cumplimiento de lo previamente pactado por las partes. Te debe interesar que todo este previamente estudiado y abordado a través de un  contrato de inmobiliaria de esta forma te puedes evitar muchos dolores de cabeza innecesarios

Por lo general, las diferentes condiciones y las clausulas establecida que se asientan en el contrato inmobiliario son consentidos y discutidos por ambas partes. Esto suele evitar que pueda aparecer cualquier tipo de problema que genere malestar en cualquiera de las partes. En caso de que se presente algún problema, el contrato esta allí, firmado por las partes, es decir, en su momento ambas partes estuvieron de acuerdo y procedieron a firmar, eso que está establecido debe ser cumplido.

Como ya hemos mencionado, el contrato inmobiliario asienta las diferentes obligaciones y responsabilidades que adquieren ambas parte al momento de realizar la firma final de contrato.

Puede que todo parezca fácil por el simple hecho de firmar este contrato, pero lo cierto es que se deben tener algunas precauciones. En primer lugar, estos deben ser abordados correctamente y no se pueden dejar en manos de personas poco calificadas para su realización. Lo ideal es que el profesional te asesore durante el proceso de redacción. Esta es la mejor manera de proteger la operación y evitar futuros problemas.

Ahora bien, la persona que se encargue de la redacción de este contrato debe tener amplios conocimientos sobre la legislación que corresponda, esto aumenta la seguridad ya que se logran cubrir todas las consideraciones legales.

De esta forma se puede tener certeza de que lo que ya está pactado es justo para los intereses de ambas partes. Lo normal es que no solo se haga constar las diferentes características que posee el inmueble, también se debe hacer la descripción detallada de las obligaciones y la condición de las partes que realizaran la firma.

No debes olvidar que un contrato de exclusividad inmobiliaria debe recoger todos los puntos previamente acordados, de esta forma se facilita la resolución de las dudas que puedan emerger en cualquier momento. También se debe plantear los supuestos problemas que pueden aparecer y las soluciones que se darán en cada caso.

Ventajas de la realización de un contrato inmobiliario

Se podría decir que la firma del contrato de exclusividad inmobiliaria solo trae ventajas. Es muy raro que se registre algún tipo de problemas entre las partes, ya que, como mencionamos antes, este contrato se analiza y se estudia previamente, procurando brindar apoyo y respaldo a las partes de forma equitativa. Ahora las ventajas destacables son las siguientes:

  • El vendedor siempre debe asegurarse de que está tratando directamente con la agencia inmobiliaria y que tiene asignado a un agente cualificado. Esto puede acreditar una formación adicional que le protegerá en los diferentes intereses al momento de la venta inmobiliaria.
  • Con respecto a los honorarios de la agencia, esto debe quedar muy claro y se debe determinar en el contrato que se firmara. Lo más normal es que la agencia se lleve una comisión del 3% sobre el valor de la venta. Cuando esta comisión sobrepasa el 5% se estaría hablando de una comisión absurda y sin sentido. Debes cuidarte de estas agencias, ya que también podrían querer sacar una comisión adicional al comprador lo cual no es justo y está totalmente fuera de la ley
  • La contratación de una agencia inmobiliaria brinda mucha más confianza y apoyo al vendedor, siempre y cuando todo quede debidamente esclarecido. Todos los puntos importantes quedaran asentado en el contrato de exclusividad inmobiliaria, el vendedor tendrá un aval de su transacción y tendrá el resultado deseado. Además, cuenta con el asesoramiento necesario para realizar la venta de la forma más cómoda posible.
  • El contrato de exclusividad inmobiliaria suele tener un tiempo de duración de un año. Este plazo puede ser prorrogable por periodos iguales. Sin embargo, es muy raro que la venta de un inmueble se alargue tanto, así que lo más probable es que no haga falta una prórroga para completar el proceso.
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola,
¿En qué podemos ayudarte?