author
Contáctenos: 310 203 53 33

Contrato verbal de arrendamiento

Realizar un contrato de arrendamiento por escrito puede resultar un poco tedioso o complicado para muchas personas por lo que se pueden plantear la posibilidad de realizar un contrato verbal de arrendamiento debido a que este es una alternativa mucho más rápida y sencilla.

Sin embargo es necesario conocer los principales aspectos de este tipo de contrato como las ventajas y desventajas para poder tomar la decisión de si es apropiado o no realizar el arrendamiento del inmueble mediante un contrato verbal

¿Qué es un contrato verbal de arrendamiento?

El Código Civil Colombiano describe el arrendamiento en el artículo 1973 y los siguientes a este como “un contrato en que las dos partes se obligan recíprocamente, la una a conceder el goce de una cosa. O a ejecutar una obra o prestar un servicio, y la otra a pagar por este goce, obra o servicio un precio determinado”.

Estos contratos generalmente se hacen de forma escrita, sin embargo también realizarse de forma verbal en lo que se conoce como contrato verbal de arrendamiento y este tiene tanta validez legal como el contrato escrito.

Pese a lo que se pueda pensar un contrato verbal de arrendamiento está amparado por la ley, por lo cual es obligatoria para ambas partes el cumplimiento de los acuerdos que se hagan en dicho contrato.

Sin embargo al no poseer un documento en el que se puedan verificar todos los aspectos acordados es bastante delicado realizar este tipo de contrato por lo que es fundamental que se conozca previamente a la otra parte, además de trazar los límites respecto a las fechas de pago, los valores y las responsabilidades de cada una de las partes.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de un contrato verbal de arrendamiento?

Antes de tomar la decisión sobre si es correcto o no realizar un contrato verbal de arrendamiento se deben tener en cuenta cuáles son las ventajas y cuáles son las desventajas de este tipo de contrato.

Ventajas del contrato verbal de arrendamiento:

  • Al tratarse de un acuerdo verbal es mucho más fácil poder realizar modificaciones sobre las condiciones de uso de este mediante un aviso. Es decir que a diferencia de como ocurre con los contratos escritos no es necesario realizar clausulas especificas ni modificar todo el papeleo, sin embargo si es necesario seguir con el procedimiento establecido por la ley sobre los avisos en las modificaciones del uso del bien inmueble así como también sobre los desalojos.
  • Pueden resultar más simples que los contratos escritos al no tener clausulas, calificaciones o demasiadas especificaciones sobre las responsabilidades, además tanto el inquilino como el arrendador pueden sacarle mayor provecho.
  • La ejecución del contrato es mucho más rápida y fácil de realizar ya que no requiere de realizar trámites legales o papeleo.

Desventajas del contrato verbal de arrendamiento:

  • Al no tener una copia en papel sobre los acuerdos a los que han llegado el arrendador y el arrendatario estos quedan a libre interpretación lo que supone un problema en caso de que ambas partes estén en desacuerdo sobre los términos del contrato.
  • En el caso de que se presente un desacuerdo respecto a las obligaciones y los términos de uso del bien inmueble cualquiera de las dos partes puede mentir respecto a los acuerdos que se hayan establecido.

Causas Válidas para terminación de contrato verbal de arrendamiento

Existen diferentes motivos por los cuales una de las dos partes quiera terminar con el contrato de arrendamiento, sin embargo solo unas pocas son amparadas por la ley:

  • No se cumple con el pago de las cuotas que han sido acordadas.
  • No se cumple con el pago de los servicios públicos (aplica para cualquiera de las dos partes).
  • El arrendatario ha subarrendado el inmueble sin autorización del arrendador.
  • El arrendatario cede el contrato sin la autorización o previo conocimiento del arrendador.
  • Utilizar el inmueble para actos delictivos.
  • Realizar algún tipo de remodelación del inmueble sin consultar al arrendador.
  • Dañar alguna zona del inmueble.
  • Violación de la norma de propiedad horizontal.

Proceso para la terminación de contrato verbal de arrendamiento por incumplimiento

Debido a que el contrato se realiza de forma verbal y no cuenta con un sustento escrito de los acuerdo el proceso para la terminación legal del contrato por incumplimiento de alguna de las partes puede resultar un poco más complicado.

Para dar inicio al procedimiento es necesario ir a una notaría con dos testigos que den fe sobre la existencia del contrato verbal de arrendamiento, posteriormente el notario debe realizar un interrogatorio de ambas de los testigos y del arrendador y del arrendatario.

Una vez que el notario firme las declaraciones estas se utilizan como contrato de arrendamiento escrito y con dicho documento y la asesoría de un profesional en esta área se puede realizar  una demanda judicial.

Publicación anterior

Contrato de leasing

Siguiente publicación

¿Es legal subarrendar?

Comparar listados

Comparar