Contáctenos: (57) 310 2035333

inmobiliaria bogota

Quiero Asesoría

Soluciona tus dudas

Teniendo en cuenta las continuas fluctuaciones, afectaciones y cambios que ha venido presentando el sector inmobiliario en Colombia, a partir de la emergencia sanitaria y económica por el covid-19 y las reglamentaciones necesarias para su contención, como es el caso de la cuarentena obligatoria. El día 15 de abril del 2020, el gobierno colombiano lanzo el Decreto 579, en donde se definen algunas pautas y disposiciones a tener en cuenta para el periodo de emergencia, en el caso de los contratos de arriendo habitacional y comercial.

A continuación indicamos algunos de los principales puntos que afectaran o beneficiaran a arrendatarios y arrendadores:

  • Suspensión de acciones de desalojo: En donde se indica que durante el periodo de emergencia y la vigencia del decreto, que actualmente va hasta el 30 de junio del presente año, se suspende la orden y ejecución de desalojos, que tengan como fin la restitución de inmuebles ocupados por arrendatarios.
  • Reajuste del canon de arrendamiento: Se suspende el reajuste anual de los cánones que tuvieran lugar entre la vigencia del presente decreto y el treinta (30) de junio de 2020.

Nota: Para este punto, el arrendatario deberá tener en cuenta que, terminado el periodo indicado, el arrendador podrá ejecutar el aumento anual pactado en el contrato del inmueble y así mismo, tendrá la capacidad de cobrar el valor porcentual de los incrementos no cobrados durante el periodo comprendido en el Decreto.

  • Estipulaciones especiales respecto del pago de los cánones de arrendamiento: Propone e indica que las partes del contrato deberán llegar a un acuerdo mutuamente beneficioso, en donde no se podrán cobrar intereses por mora, penalidades o indemnizaciones. Sin embargo, establece también, que en caso de no llegar a un acuerdo o negociación, el arrendatario se verá obligado al pago del canon mensual, en donde no le podrán cobrar intereses por mora o penalidades, pero si intereses corrientes equivalentes al 50% de la Tasa de Interés
    Bancario Corriente (TIBC), en la modalidad de consumo y ordinario,certificada por la Superintendencia Financiera de Colombia, especialmente para aquellos pagos que no se hagan a tiempo.

Nota: Los acuerdos deberán quedar registrados y firmados por las partes.

  • Prórroga de contratos:Los contratos de arrendamiento de inmuebles que tengan programado su vencimiento y entrega al arrendador para cualquier fecha dentro del periodo de emergencia sanitaria y económica, serán prorrogados hasta el treinta (30) de junio de 2020,  manteniendo la obligación del arrendatario frente al pago del canon.
  • Inicio del contrato de arrendamiento:  Los contratos de arrendamiento que tengan definida una fecha de entrega dentro de la vigencia de la emergencia y el decreto, quedarán suspendidos hasta el treinta (30) de junio de 2020; a menos que se defina una acuerdo diferente entre las partes.

En caso de estar interesado en revisar la norma completa, a continuación encontrará el link: https://dapre.presidencia.gov.co/normativa/normativa/DECRETO%20579%20DEL%2015%20DE%20ABRIL%20DE%202020.pdf

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola,
¿En qué podemos ayudarte?