author
Contáctenos: 310 203 53 33

Diferencias entre arrendador y arrendatario

Si has estado en el proceso de rentar algún inmueble, es posible que te hayas topado con los términos arrendador y arrendatario. Con frecuencia, ambos términos son utilizados por las personas que se mueven en el sector inmobiliario.

Al tener presente la diferencia entre arrendador y arrendatario, sabrás tus obligaciones antes de firmar algún contrato inmobiliario.

El arrendador y el arrendatario pueden ser personas jurídicas o personas físicas. Esto quiere decir, que la contratación puede ser con la participación de una empresa o de una persona humana, denominada natural o física.

Antes que todo, el arrendatario y el arrendador acuerdan un contrato de arrendamiento. Este contrato especifica las obligaciones de ambas partes con el fin de ceder el goce de un inmueble o prestar algún servicio. En el contrato se obliga al arrendatario a pagar por el uso del inmueble o por el servicio que ofrece el arrendador.

En el siguiente texto, encontrarás el significado de arrendador y arrendatario, algunas especificaciones del contrato y aquellos objetos o bienes que pueden ser arrendados.

Arrendador

Un arrendador es aquel o aquella persona, sea natural o jurídica que es propietario o poseedor del bien, por ende, es el que entrega el uso de dicho inmueble u objeto. Esto sucede a través de un alquiler o contrato de arrendamiento,

En el contrato se colocan las condiciones de uso, duración del arrendamiento y pago del canon, entre otras. Dichas condiciones son previamente negociadas entre las partes involucradas en el proceso.

El arrendador solicita ciertas garantías para no correr algunos riesgos al momento de alquilar el inmueble o bien. Estas garantías pueden ser depósitos o un pago adelantado adicional al pago que se establece por el uso del inmueble. El pago por el uso se denomina canon de arrendamiento.

Si el arrendador lo desea o lo estima conveniente, puede pedir por lo menos un mes de alquiler por adelantado, para garantizar el buen uso del inmueble o bien arrendado. Ese dinero cobrado por adelantado, le será devuelta al arrendatario al completar el tiempo del contrato, si la propiedad no sufrió daño alguno.

El tiempo de este contrato, será pautado entre el arrendador y el arrendatario, al igual que el monto a pagar.

Deberes y derechos del arrendador

El arrendador podrá:

  • Crear el contrato en el cual se establezca las condiciones del alquiler, la duración, el monto a pagar. Este monto puede ser pagado diario, mensual, quincenal, según lo establecido entre las partes. Además, se establecerán las penalizaciones en caso de que no se cumpla el tiempo establecido o haya retraso en el pago.
  • Podrá especificar la prórroga del contrato, si así lo desea.
  • Decidirá si incluir un seguro de impago y demás garantías del alquiler.
  • Asume los gastos de la comunidad.
  • Especifica el estado en el cual se entrega el inmueble o bien a los inquilinos con el fin de evitar problemas al momento de la finalización del contrato.

Arrendatario

El arrendatario es la empresa o persona natural o física al que le rentan el inmueble o bien y tiene derecho de hacer uso de él a cambio de un pago. Este pago le será realizado al arrendador del inmueble.

El arrendatario tiene la obligación de pagar el alquiler pautado en el contrato que firmó con el arrendador. Además, debe cumplir con los requerimientos y condiciones establecidas por el arrendador, incluyendo entregar el inmueble en las mismas condiciones en las que se le fue entregado.

Un aspecto muy importante es que el arrendatario no podrá destruir o modificar el inmueble. En caso de que ocurra algún daño, el arrendatario será el responsable de los gastos para arreglar el daño. Para evitar que ocurra esto, el huésped podrá contratar un seguro del hogar que cubrirá ciertos daños del inmueble.

Deberes y derechos del arrendatario

El arrendatario es responsable de los siguientes aspectos:

  • Asegurarse de quienes son los propietarios del inmueble o bien objeto del contrato.
  • Asegurarse de las especificaciones del bien, como sus características, condiciones, dirección etc… antes de firmar el contrato.
  • Deberá verificar que en el contrato este plasmado el inventario del inmueble que se alquilará. Se recomienda una lista con imágenes de todas las cosas que están en el bien.
  • Se le aconseja que se establezca una cuenta de Banco del arrendador para el pago del alquiler. Garantizará al arrendador el pago del inquilino y servirá de comprobante de pago.
  • Debe asegurarse que se especifique las condiciones para devolver o hacer efectiva la fianza o garantía.

Es de suma importancia que el nuevo inquilino revise el contrato con un asesor legal para asegurarse que todo lo pautado esté correcto.

Cosas que se pueden arrendar

La ley colombiana permite realizar el arrendamiento de manera verbal o de manera escrita. Pero, es recomendado que sea a través de un documento escrito para protección de ambas partes. Dichas partes deben conservar una copia del contrato firmado.

Según la ley, cualquier objeto que pueda ser usado sin consumirse o agotarse, es posible arrendarlo o alquilarlo. Tales objetos como oficinas, casas, terrenos, vehículos, maquinaria, bodegas, entre otras cosas, siempre y cuando no esté prohibidos por la ley su arrendamiento.

Daños del inmueble por terceros

Uno de los casos o situaciones que se establece en el contrato es el daño o perturbación del bien debido a un tercero.

El arrendatario tiene el deber de proteger el inmueble, por lo que es responsable de los daños que genere un tercero. El arrendador solo es responsable de daños que no hayan sido ocasionados por otras personas.

En el caso de que el tercero que perturba el goce del inmueble argumente que tiene algún derecho sobre el bien, el arrendatario podrá solicitar rebaja en el precio del alquiler. Cabe destacar que dicho derecho deberá tener causa anterior al arrendamiento en curso.

Es posible que el arrendador no tenga conocimiento de que un tercero tenga algún derecho sobre el inmueble. En ese caso, de ser comprobado, el arrendador no deberá realizar algún pago al arrendatario.

El arrendatario pueda subarrendar si y solo si ese derecho se plantea en el contrato al momento de arrendar.

En caso de que el arrendador no quiera que el arrendatario tenga la posibilidad de subarrendar, entonces deberá reflejarlo en el contrato. Asimismo, si el inmueble pueda ser para uso comercial o no, debe ser especificado en el contrato principal.

Arrendamiento

El arrendamiento es la acción de dar un inmueble a una persona para su disfrute en un tiempo estipulado, a través de un contrato. El acto de arrendamiento supone una relación que brinda un beneficio a ambas partes. El arrendador recibe un importe económico y el arrendador disfruta del inmueble.

Esta relación contractual se establece durante un periodo de tiempo específico, al término del cual se puede optar por renovar el contrato o finalizarlo, de acuerdo a la decisión y acuerdo entre las partes.

¿Qué debes saber antes de firmar un contrato de arrendamiento?

Además de saber las diferencias entre arrendador y arrendatario, también ambas partes necesitan tomar en cuenta ciertos aspectos importantes antes de firmar un contrato de arrendamiento.

Para el arrendador

  • Debe establecer en el contrato el tiempo de duración del alquiler y el tipo de penalización por incumplimiento de dicho contrato.
  • El contrato debe contener las condiciones de renovación del mismo, sólo en el caso de que ambas partes están de acuerdo.
  • En caso de decidir incluir el seguro por impago, éste debe estar incluido en las cláusulas del contrato.
  • Es importante especificar en el contrato de forma detallada, las condiciones en las que se encuentra el inmueble al momento de arrendarlo.

Para el arrendatario

  • Debe verificar que en las cláusulas del contrato se aclare quienes son el arrendador y el arrendatario.
  • Debe chequear bien que la dirección y especificaciones del inmueble que visitó, sean las mismas que están en el contrato.
  • En el contrato debe estar de forma detallada las condiciones en las que se encuentra el inmueble y el inventario de lo que hay en él. Si es posible debe visitarlo junto al contrato y verificarlo personalmente.
  • Se recomienda que el pago de la renta esté domiciliada a una cuenta del arrendatario, de tal forma de que exista constancia de los pagos mensuales.
  • Debe revisar que las especificaciones relacionadas con la fianza o garantías y la devolución del inmueble estén acorde con lo pactado con el arrendatario.

Para evitar cualquier malentendido, se recomienda que la revisión del contrato se haga acompañada de un asesor legal, el cual podrá detectar cualquier incongruencia o resolver alguna duda o situación que pueda perjudicar a cualquiera de las partes. Lo importante es que el arrendador como el arrendatario, sea beneficiado.

Publicación anterior

¿Qué es hipoteca inversa?

Comparar listados

Comparar