Contáctenos: (57) 310 2035333

inmobiliaria bogota

Quiero Asesoría

Soluciona tus dudas

Aún cuando en el mercado de hoy en día, hay diferentes formas de rentabilidad e inversión, una de las que se mantiene estable, es la inversión en bienes raíces. Esto, debido a que al permitir la adquisición de algo tangible y la generación de rendimiento desde el momento de su compra, puede llegar a producir confianza y tranquilidad en quienes se encaminan por este tipo de proyectos.

La inversión en bienes raíces cuenta con una gran popularidad alrededor del mundo, debido a que hay diferentes formas de adquirir rentabilidad mediante su adquisición, ya sea por medio de una renta, una reforma que aumente el valor del inmueble o una venta futura a la espera de un incremento en la valorización del predio. Sin importar cual de las opciones sea, esta es una de las inversiones con mayores probabilidades de retorno y menor riesgo, teniendo en cuenta que hace parte de una necesidad vital, como lo es la vivienda digna y que adicionalmente hace parte de un sector, que ha demostrado que aun en los momentos de crisis puede llegar a mantener el equilibrio o estabilidad frente a otro tipo de actividades.

Siguiendo lo anterior, a continuación establecemos algunos factores o razones para invertir en bienes raíces:

1 Ahorro con retorno superior a largo plazo: 

La inversión en bienes raíces a diferencia de los ahorros programados, independientes o CDT´s, permite a quienes los tienen, un retorno constante y seguridad en su inversión, teniendo en cuenta las diferentes formas de ingresos que puede ofrecer. Esto, debido a que en el caso de los bancos, la rentabilidad o el interés que aceptan a cambio de guardar ahorros o dinero, esta sujeta a la inflación y situación económica del país, puede variar, en cuanto a la tasa de interés, limitar los tiempos de retiro del mismo o tener algunos costos adicionales que pueden disminuir con el tiempo lo esperado como retorno. Por otro lado, los ahorros independientes o aquellos que si permiten, un retiro constante sin cobros o sanciones, pueden llegar a transformarse en plata de bolsillo y así mismo, en un hueco para los ahorradores.

Un bien inmueble es un ahorro a largo plazo, que puede dejar una rentabilidad mediante su venta o por medio de una renta, que le permite a su propietario recuperar lo invertido y tener un seguro de ingreso para un futuro o momento de jubilación.

2) Baja afectación por cambios en las tasas de moneda:

A diferencia de otros tipos de inversión que se ven ligados, limitados o afectados por los cambios o fluctuaciones en el valor de la moneda local versus la extranjera, como es el caso de las exportaciones e importaciones; la compra de bienes raíces promete una seguridad en cuanto al valor de inversión, debido a que si es una buena  e inteligente compra puede ofrecer un retorno a mediano o largo plazo y así mismo, garantizar que la inversión inicial no disminuya según los cambios en la moneda internacional.

3) Retorno o ingresos dobles:

En el momento de adquirir un bien inmueble, los propietarios cuentan con la posibilidad de aumentar sus ingresos en doble medida. La primera de ellas, mediante la valorización del inmueble por arreglos, modificaciones inteligentes y el paso del tiempo. La segunda, por medio de un arriendo, que permite un ingreso extra mensual y el cubrir los gastos básicos, mientras el inmueble empieza a obtener un mayor valor comercial.

4) Una mayor seguridad, frente a la inversión en la bolsa:

La compra y el retorno de acciones, está ligado a la estabilidad de las empresas, la economía mundial o del mercado en donde se desenvuelven, sus estados económicos y su capacidad para mantenerse posicionadas y enfrentarse a momentos de crisis, motivos por los cuales, tienden inversiones con bastante fluctuación e incertidumbre. Siguiendo esto, algunas personas prefieren optar por una mayor inversión al inicio con la compra de un bien, para a futuro tener un poco más de certeza frente al retorno.

5) Oportunidades constantes o gangas:

Quienes se encuentran en el sector y han invertido en él, saben que el sector inmobiliario ofrece oportunidades constantes para adquirir propiedades en buenas condiciones y en ubicaciones ideales, a buen precio, ya sea porque el valor este ligado a un tema de necesidad, un cambio de las circunstancias laborales o personales de los dueños o simplemente por remate. Sin importar la situación y aunque, estos bienes no se presenten a simple vista, es posible encontrarlo y obtener a partir de ellos una rentabilidad o retorno asegurado.

6) La ley de oferta y demanda:

Debido al crecimiento de la población y la constante migración de personas a las capitales y las áreas cercanas a las mismas, por situaciones de violencia o la búsqueda de oportunidades laborales; se evidencia que el desarrollo de construcciones, la venta de inmuebles y el interés por la adquisición de vivienda propia o la renta por tiempos determinados, son factores que permanecerán activos y estables a lo largo del tiempo y a pesar de las crisis, como se ha demostrado en el pasado y la actualidad. Esto, especialmente porque se ubican dentro de una necesidad latente entre los seres humanos y un deseo de progreso y crecimiento futuro de las familias y personas independientes.

7) No requiere que sea experto inmobiliario:

Este es un sector que ofrece diferentes alternativas de inversión y así mismo, posibilidades para mantenerse informado sobre los cambios o fluctuaciones en el mercado, para identificar las mejores oportunidades posibles y los beneficios de un sector o inmueble en particular.

Nota: Igualmente se recomienda pedir consejo o asesoría de personas que conozcan el sector, especialmente para no dejar de lado ningún tema legal que pueda afectar la inversión a un futuro.

Contacto