author
Contáctenos: 310 203 53 33

¿Cuánto cuesta levantar una hipoteca en Colombia?

Puede ocurrir que piense que, pagando su última cuota de la hipoteca, esta queda cancelada, pero en realidad no. Para cancelar una hipoteca es preciso hacer un levantamiento o cancelación de hipoteca. En el siguiente artículo se detallará cuáles son los trámites que hay que seguir para realizar el levantamiento de hipoteca, así como los gastos que supone.

El levantamiento de hipoteca es un proceso mediante el cual, una vez cancelado el préstamo hipotecario, se da por terminado este producto financiero y se obtiene la plena titularidad del inmueble adquirido con este préstamo.

Antes de que se apruebe un préstamo hipotecario, se debe seguir un proceso de solicitud para acceder al mismo, como la preparación y presentación de los documentos necesarios. Trámites como la firma notarial del contrato de compraventa o el documento del perito inmobiliario.

En vista de lo anterior, debemos tener en cuenta que un proceso de crédito hipotecario no finaliza con el pago de la última cuota del mismo.

Para una cancelación y liberación de una hipoteca inmobiliaria se debe realizar un trámite registral con el cual se será informado y acreditado ante las administraciones competentes de que el crédito hipotecario está finalmente pagado y obtenido el título de propietario del inmueble.

Podemos realizar la liberación de hipoteca por medio de una entidad financiera o por medio de una gestoría, el gasto puede ascender entre 200€ y 400€, dependerá de nuestra entidad o la gestoría que elijamos. Por cuenta propia puede bajar a los 125€.

¿Cuánto cuesta levantar una hipoteca en Colombia?

En el caso Colombia, para el 2021 con la reciente inflación del 1.97% y el salario mínimo llegando al 3.5%, los precios han aumentado. Debido a este incremento los diferentes tramites han aumentado su valor igualmente, los podemos encontrar en las siguientes cifras en pesos colombianos:

  • IVA $285.000.
  • Copias $70.000.
  • Total gastos de registro: $7.518.000.
  • Impuesto de beneficencia: $5.000.000.
  • Impuesto de registro: $2.500.000.
  • Certificados de libertad: $18.000.

En total, podemos concluir que la liberación de hipoteca en Colombia para el 2021 alcanzó los 7.873.000 pesos colombianos que se traduce a 1.983,71 dólares estadounidenses.

Cabe destacar que el año pasado, el incremento anual de las tarifas notariales, tuvo un aumento del 3,8%. Mientras que con el 2021, encontramos una diferencia del 2,19%. Explicable si nos enfocamos en el momento histórico en el que nos encontramos a causa del COVID 19, afectando la economía de Colombia y de igual forma a nivel mundial.

Pasos para la liberación de hipoteca en Colombia

En Colombia, el trámite de levantamiento de la hipoteca no es un trámite obligatorio. Tienes la opción de no hacer nada al final de la amortización de la hipoteca, o hacerlo durante todo el proceso y evitar confusiones con la entidad financiera en el futuro. Esto es recomendable ya que cuando quieras vender el inmueble, por ejemplo, tendrás que ya haberlo hecho, en cualquier caso.

La verdad es que hacer el levantamiento de hipoteca no resulta demasiado complicado, aunque sí que conlleva una serie de trámites. Basta con conocer los documentos y procesos requeridos para poner en marcha la liberación o cancelación de la hipoteca perteneciente a nuestro inmueble.

Para continuar con el proceso de obtención de un préstamo hipotecario, tiene dos opciones, a través de la entidad financiera o hacerlo usted mismo. Cada una cuenta con sus propias ventajas y desventajas, a continuación, desglosaremos paso a paso como realizar estos trámites de ambas formas.

A través de la entidad financiera:

Este trámite debe realizarse con la entidad financiera de la que se obtuvo el préstamo hipotecario. El procedimiento es simple, debe pedirle a la institución financiera que se encargue del proceso de liberación de la hipoteca y cuando esté listo, solo requerirá firmar los papeles. Usted debe hacerse cargo de los costes de gestión del proceso, el resto recaerá en la entidad contratada.

Por su cuenta:

Con esta opción, el coste del trámite será considerablemente menor, pero aún hay que hacerse cargo de los gastos de notaría y registro. Sumado a esto, el tiempo y esfuerzo que requerirá serán evidentemente notorios, recae en cada quien como prefiere administrar la gestión de su liberación hipotecaria. Para gestionar el trámite, debe:

  • Pedir a la entidad financiera el “paz y salvo” (certificado oficial en el que se afirma que una persona no debe o no adeuda nada al Estado por concepto de impuestos) mediante del certificado de saldo de deuda. Debe solicitarse a la entidad financiera de la que se adquirió el crédito.
  • Dirigirse hacia la notaría para hacer la entrega del “paz y salvo” con el certificado del saldo de deuda. Posteriormente solicitar la escritura de cancelación de hipoteca, la cual deberá ser firmada por el solicitante y un apoderado de la entidad financiera en cuestión.
  • Debe solicitar el certificado de tradición y libertad (registro histórico de propietarios de los inmuebles con sus respectivos soportes jurídicos) completo de la propiedad hipotecada, este documento no debe tener una fecha de emisión que exceda los 30 días.
  • Fotocopia de la escritura de constitución de la hipoteca y, en su caso, fotocopia de la escritura de ampliación y/o aclaración de la hipoteca.
  • La persona solicitante requerirá presentar su documento de identidad. En caso de ser persona jurídica, el certificado de existencia emitido por la cámara de comercio correspondiente al caso en cuestión.

El proceso de solicitud de exención de hipoteca puede demorar entre 13 y 25 días hábiles. Una vez transcurrido este tiempo, se debe cancelar la hipoteca antes del registro, pero es importante que transcurrido el tiempo estimado se pida información sobre el estado de la solicitud.

Como se dijo anteriormente, la cancelación de un préstamo hipotecario es un trámite opcional. Dicho esto, es recomendable hacerlo para evitar cualquier tipo de inconveniente relacionado con el registro o la titularidad del inmueble adquirido.

Es indispensable si queremos vender nuestro inmueble o queremos pedir una segunda hipoteca sobre esta vivienda. De no hacerlo, los datos oficiales permanecerán en el registro por 20 años antes de que ser removidos por caducidad. Esto retrasaría cualquier operación inmobiliaria que deseemos hacer con la propiedad en un futuro.

Comparar listados

Comparar
Buscar
Rango de Precio De Hasta