Contáctenos: (57) 310 2035333

inmobiliaria bogota

Quiero Asesoría

Soluciona tus dudas

La finca raíz hace referencia a todos aquellos inmuebles o propiedades que cuentan con una característica común, la cual, se encuentra relacionada con los suelos y las características que estos poseen, ya sean físicas, jurídicas, o simplemente aquellas que definen el tipo de actividad que se puede desarrollar, es decir, si son industriales, fincas, terrenos para siembra, de vivienda o comerciales. Lo importante es que en definitiva, son bienes que tienen limitaciones para trasladarse, moverse o separarse del suelo, ya que con ello, podrían enfrentar daños o fracturas en su estructura; esto, debido a que ya son parte del suelo o terreno y se encuentran de cierta manera anclados al mismo.

Siguiéndole lo anterior, existen varios tipos de bienes inmuebles, dentro de los cuales se incluyen, los bienes relacionados a la naturaleza como el suelo y el subsuelo, los inmuebles por incorporación, como lo son las construcciones o proyectos, sin importar si son para vivienda o uso comercial, los inmuebles por destino, en donde se hace referencia aquellas propiedades o  bienes raíces que cuentan con cosas que los caracterizan, como lo son la minería, el sembrado, el petróleo y etc.

¿Qué es la inversión en bienes raíces?

Hoy en día la inversión en bienes raíces o inmuebles es una de las primeras opciones de muchos inversionistas. Esto, debido a que la vivienda (casas, apartamentos o fincas) o el desarrollo comercial para empresas (oficinas, bodegas o locales), es esencial para una economía; lo que lleva, a una alta demanda y con ello, una buena rentabilidad para aquellos  que están informados, entienden la dinámica del mercado, los intereses del mismo y las posibilidades u oportunidades que se pueden presentar, para quienes se vean involucrados en la venta o arriendo de propiedades estratégicamente ubicadas, actualizadas, con buenas estructuras y vías cercanas, que se puedan reformar y dejar al gusto, que cuenten con facilidades, etc.

La premisa en el sector inmobiliario, la compra o el arriendo de inmuebles, radica en que el valor pagado inicialmente, pueda incrementarse con el paso del tiempo, ya sea por las reformas ejecutadas al interior del inmueble, los arreglos o reformas viales, estructurales, comerciales o relacionadas a facilidades de la zona o la proyección del área donde se encuentra el inmueble. En el caso de particular de la renta, más allá de generar una rentabilidad futura con la venta del inmueble, lo importante para un inversionista, es la obtención de un ingreso mensual, frente a la propiedad.

¿Cuales son las formas de inversión en bienes raíces?

Hoy en día es posible invertir en el mercado inmobiliario o finca raíz de diferentes formas, entre ellas se encuentran las siguientes:

  • Compra o venta de inmuebles: aunque no es una de las formas más fáciles de inversión inmobiliaria, es una de las que mayor retorno puede dejar. Esta consiste en la compra o adquisición de un apartamento, casa, establecimiento comercial o terreno, nuevo, para construir o para reformar. Lo importante en esta inversión, es considerar el enfoque del inmueble, entendiendo con ello, los tiempos y obligaciones que se verán involucrados con el mismo, durante el periodo en que se valoriza el predio, como lo son los impuestos, servicios públicos, créditos (en el caso en el que apliquen), servicios notariales y en el caso de las reformas, todas aquellas reparaciones que sean necesarias para dar una mejor visión de la estructura y características del inmueble.
  • Renta o arriendo: esta es una de las modalidades más comunes de inversión en el mercado inmobiliario, que consiste en la adquisición de un inmueble para rentarlo para vivienda o un tema comercial, buscando generar un ingreso o rendimiento mensual, que pueda cubrir los costos básicos del inmueble, en ocasiones cubrir la cuota de créditos del mismo o simplemente generar un ingreso adicional. Para este caso en particular, es importante considerar que el inmueble a pesar de dejar una rentabilidad, puede llegar a presentar más desgaste después de un tiempo; esto, debido a que su mantenimiento no sólo dependerá del propietario sino también de los terceros que lo habitan.
  • Inversión conjunta: esta es una forma de compra que ha surgido en respuesta para aquellos inversionistas que desean adquirir un inmueble y generar una rentabilidad con el mismo, teniendo en cuenta una menor inversión económica. Esta se logra, mediante el recaudo de fondos de varios inversionistas pequeños, a través de la tecnología del Blockchain, con la cual, se puede reunir a un grupo de personas que quiera un inmueble para rentar, asumiendo que el porcentaje de inversión que presenten será proporcional al que reciban como rendimientos por el inmueble.

Pautas o pasos a seguir para invertir en finca raíz:

De acuerdo a lo establecido por Carlos Devis, uno de los mayores expertos y profesionales en el campo de los bienes inmuebles, existen cinco pasos fundamentales para invertir de manera exitosa en finca raíz.

  1. Toma la decisión: No importa la edad sino la capacidad de pensamiento y proyección, debido a que en muchas ocasiones la toma de una decisión y la persistencia para cumplirla o llevarla a cabo, es lo que permite que se cumpla. Esto, sin importar que al principio no se cuente con todos los recursos o facilidades.
  2. Ahorra a conciencia: ¿Quiere ser millonario o tener grandes ingresos? si es así, no piense en el dinero que va a tener, piense en qué debe hacer para evitar que el dinero que tiene actualmente se desperdicie y que no disminuya sino que aumente. Organice sus finanzas, para gastar menos de lo que se gana.
  3. La asesoría es bienvenida: un consejo por parte de una persona que haya alcanzado sus metas siempre será bienvenido, por ello, se recomienda el recurrir a un mentor que pueda guiar los pasos frente a la adquisición de un inmueble, tanto en el ámbito comercial, como el económico y legal. Para esto, debe evitar a las personas arrogantes o con valores  morales completamente diferentes a los suyos.
  4. Enfoque en metas: para lograr llevar a cabo las metas u objetivos propuestos, es necesario tomar acción y dejar de lado todo aquello que pueda ser una distracción en el camino, es decir, que se deben dejar de lado las excusas y poner de frente todo aquello que pueda ser un peldaño para la meta final.

Revise los números: los inversionistas no se fijan en qué tan lindo sea el inmueble, sino en cómo éste puede llegar a ser rentable. Para ellos es importante considerar gastos relacionados al inmueble, como lo son los servicios los impuestos o los arreglos a realizar, para que éste, está en óptimas condiciones para rentar y empezar a pagarse solo.

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola,
¿En qué podemos ayudarte?