author
Contáctenos: 310 203 53 33

¿Quién asume el pago de las cuotas de administración en propiedad horizontal?

pago de las cuotas de administración

Primeramente debemos tener en claro que las propiedades residenciales, que se ubican en edificios independientes o conjuntos de edificios, son más deseables al momento de arrendar a causa del espacio compartido y sensación de seguridad. A causa de dichos beneficios se debe pagar las cuotas de administración en propiedad horizontal.

En caso de que quieras arrendar un inmueble debes tener en cuenta que hay distintos costos y gastos que se deben asumir como propietario, aunque hay otros que deben ser asumidos por el arrendatario, y en este ámbito hacemos referencia a las cuotas que se deben cancelar en si te interesa el tema, te invito a seguir leyendo.

¿Quién asume el pago de las cuotas de administración en propiedad horizontal?

De acuerdo a algunas leyes, y basándonos en este principio, se establece que los arrendadores, en la calidad de propietarios y dueños de inmuebles, se encuentran obligados a pagar los gastos administrativos decididos por la asamblea.

A pesar de esto, el arrendador y el arrendatario determinan por adelantado quién se hará cargo de pagar ciertos costos, como las cuotas de propiedad horizontal. Se debe tener presente que cualquier acuerdo que se alcance debe quedar claro en el contrato de arrendamiento.

Esto quiere decir, que asumirá los costos administrativos, que se expresa tanto verbalmente como numérica, cada uno de los valores que establecen los que están relacionados al hecho.

Los inquilinos se preguntan por qué motivo tienen que pagar la cuota de administración, y la razón principal es que cuando se arrienda el inmueble, se transfiere temporalmente el uso del mismo, así como el uso de los espacios de la propiedad horizontal en donde está el inmueble, de modo que se usan estos bienes comunes y son estos los que se benefician de su seguridad, por lo que son aquellos quienes deben pagar los servicios.

Estos pagos o gastos se denominan comúnmente extraordinarios ya que su carácter no es debido al curso normal del uso del bien, sino a un ámbito de carácter urgente que el arrendatario no afronta, y deben ser por medio del propietario, que son aspectos relevantes para arrendar el inmueble.

¿Que deberías saber sobre las cuotas de administración en propiedad horizontal?

En el momento que entregas tu propiedad para arrendar, los arrendatarios, de facto, estipulan que no deben realizar construcciones en el inmueble, y es algo que debe decir el contrato. Mientras que la propiedad se encuentre en arrendamiento no puedes hacer uso de esta, tampoco de las áreas comunes, este conjunto de usos son cedidos al arrendatario.

No consiste únicamente en proteger tu propiedad, se debe asegurarse contra inquilinos que infrinjan la ley.

Como paso último, es tu responsabilidad como propietario, asistir, o mediante un tercero, a las reuniones que soliciten los inquilinos en algún momento en caso de que estén vulnerados por problemas con la administración actual de la propiedad.

Los copropietarios se encuentran en la obligación de pagar las expensas requeridas para que funcione la propiedad horizontal, dicho pago se procesa a través de las cuotas extraordinarias de administración y las cuotas ordinarias.

La propiedad horizontal es un individuo jurídico de naturaleza civil y sin ánimo de lucro, por ese motivo los recursos que son necesarios para el funcionamiento normal de la propiedad horizontal y el correspondiente mantenimiento de las zonas comunes, es proveniente de los aportes y pagos realizados por los copropietarios.

Hay ciertas normativas que rigen la propiedad horizontal, además de las obligaciones y deberes de los propietarios.

El eje elemental de esta normativa señala que, para los efectos, se entenderán esenciales los servicios necesarios para la reparación, reposición, mantenimiento, vigilancia y reconstrucción de los bienes comunes. Esto implica a todos los recursos que la propiedad horizontal necesite para el proceso, y constituye expensas requeridas que los copropietarios encuentran en la necesidad de pagar.

Por otro lado, nos encontramos con las expensas no necesarias. Existen algunos gastos u obras que no se constituyen en expensas necesarias, y serán obligatorias en caso de que sean aprobadas por una asamblea de copropietarios en su mayoría, esto quiere decir, con un 70% de los coeficientes de la propiedad, pero no el 70% del quorum que se encuentra sesionando.

Tomemos en cuenta que una asamblea de copropietarios puede sesionar con un quorum que represente la mitad más uno de los coeficientes de propiedad, pero en este caso no es posible tomar decisiones que necesiten una mayoría calificada, ya que dicha mayoría calificada implica un 70% del coeficiente de toda la propiedad.

Entre las expensas no necesaria incluimos los mejoramientos de la propiedad, como implica el construir una piscina, en caso de que no la tenga, o instalar nuevos juegos, o construir otro salón social, o bien, adquirir nuevas máquinas que se usen en el gimnasio.

Las expensas necesarias son las inversiones usadas para conservar el estado del conjunto, sin necesidad de hacerle nuevas obras. Ante este caso, suponemos como ejemplo que, una cosa es reparar el pavimento de la calle y otra consiste en cambiar el viejo que es aún funcional por uno que resulte más atractivo.

Coeficiente de copropiedad.

El coeficiente de copropiedad es un índice porcentual de cada bien privado en relación a los bienes comunes de la propiedad horizontal.

En caso de que la propiedad tenga 100 metros de vía en la que pasan 100 copropietarios, estos presentan un coeficiente del 1%, que puede variar en relación al uso que cada uno realiza.

Por ejemplo, se presenta un caso de un centro comercial, que tiene un local de 500 M2, y presenta un coeficiente mayor que uno de 50 M2.

El coeficiente de copropiedad define la proporción en que los bienes privados necesitan contribuir con las expensas requeridas de la propiedad horizontal, y con expensas que no son precisas para que se aprueben en asamblea.

El coeficiente de copropiedad debe encontrarse definido en el reglamento de propiedad horizontal, y este hecho debe resolverse desde la planeación del proyecto a causa del constructor.

Este coeficiente contribuye de una forma directa con el pago de las cuotas a la administación en propiedad horizontal.

Comparar listados

Comparar